Buddha Bowls

 

Dicen unos que los Buddha Bowls pueden tener como origen los cuencos que los monjes budistas llenaban con los alimentos variados que les iban entregando a su paso como limosna y otros, que se debe el nombre a su parecido con la barriga de Buda. 

 

A nosotros lo que más nos ha gustado es la idea de un plato combinado más saludable, variado, lleno de color y de sabor, así que hemos decidido incorporarlos a nuestra oferta gastronómica como plato principal en el día a día. 

 

Lleva una combinación de los principales grupos alimenticios que iremos variando en función de los vegetales que tengamos de temporada. 

 

 

En todo caso, en un Buddha Bowl siempre encontraremos una porción de hidratos de carbono (arroz, quinoa, pasta, cuscús, patata...), una porción de proteína vegetal (legumbres, seitán, frutos secos, tofu...), una porción de vegetales frescos (hojas verdes, tomate, zanahoria, remolacha...), una porción de vegetales cocinados (cremas vegetales, calabacín, berenjena, coliflor...), una porción de grasa vegetal (semillas, aguacate, frutos secos...) y algún rico aliño o salsa. 


Cada día actualizaremos el menú en nuestras redes sociales